Resumen de derecho ambiental en los Estados Unidos

Regreso a la página Resumen de derecho ambiental en América del Norte

chapitre:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

17 Conservación de la diversidad biológica y la vida silvestre

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Arriba Arriba


17.1 Instituciones

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Las siguientes instituciones tienen autoridad para la regulación en lo concerniente a diversidad biológica y especies en peligro de extinción: 1) el Servicio Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (U.S. Fish and Wildlife Service, USFWS); 2) el Servicio Nacional de Pesca Marina (National Marine Fisheries Service, NMFS), y 3) los organismos estatales de protección de la flora y la fauna silvestres.

Servicio Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre (USFWS) del Departamento del Interior (Department of Interior, DOI) es la dependencia federal de mayor jerarquía en el manejo y conservación de aves migratorias, especies amenazadas y en peligro de extinción, mamíferos terrestres y peces para la pesca deportiva. El USFWS asume, entre otras tareas, la gestión de las reservas nacionales de flora y fauna silvestres; tiene a su cargo el funcionamiento de los criaderos federales de peces; reglamenta la caza de aves de caza migratorias; proporciona asistencia financiera y técnica a los organismos estatales de protección de la flora y la fauna silvestres, e instrumenta en el país la mayoría de los acuerdos internacionales sobre vida silvestre suscritos por Estados Unidos.

Servicio Nacional de Pesca Marina. El Servicio Nacional de Pesca Marina (NMFS), dependencia del Departamento de Comercio (Department of Commerce), es responsable de los esfuerzos del gobierno federal para conservar y mantener las reservas de peces y ciertos mamíferos marinos.

Organismos estatales de protección de la flora y la fauna silvestres. Las entidades federativas poseen facultades amplias para reglamentar y manejar sus recursos de peces y fauna silvestre. Cada estado dispone de un Departamento de Pesca y Vida Silvestre (Department of Fish and Wildlife) o alguna dependencia semejante, responsable de la gestión de las zonas de conservación de la flora y la fauna silvestres, así como de reglamentar la caza y la pesca en su territorio.

Arriba Arriba


17.2 Protección y manejo de la flora y la fauna silvestres

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Las facultades en materia de protección y manejo de la flora y la fauna silvestres recaen fundamentalmente en los estados. La actividad del gobierno federal en la protección y gestión de la vida silvestre se limita a: manejar la flora y la fauna silvestres en territorios federales; reglamentar la caza, matanza, captura o venta de ciertas especies protegidas por la legislación federal; reglamentar el comercio interestatal e internacional de especies silvestres, y solicitar a los organismos federales que tomen en consideración los impactos en la vida silvestre. Entre las especies protegidas por la legislación federal se encuentran: las aves migratorias; las águilas calvas y doradas; los caballos y burros salvajes; los mamíferos marinos, y las especies amenazadas y en peligro de extinción.

Aves migratorias. La Ley del Tratado sobre Aves Migratorias (Migratory Bird Treaty Act) (Código de Estados Unidos, título 16, sec. 703) prohíbe terminantemente la caza, captura, matanza, posesión, adquisición, venta, importación o exportación de aves migratorias, excepto en los casos en que el Departamento del Interior (DOI, Department of Interior) así lo autorice. La caza está generalmente restringida, de conformidad con estos reglamentos federales, a un número relativamente pequeño de patos, urogallos, faisanes, palomas y aves de caza similares (Código de Reglamentos Federales, CFR, título 50, pt. 20). La Ley del Tratado sobre Aves Migratorias aplica los acuerdos y tratados celebrados con Canadá y México, así como con Rusia y Japón. Las infracciones a esta ley son sancionadas con multas penales de hasta 500 dólares y seis meses de prisión. Véase el apartado 25.8: Acuerdos sobre protección de la flora y la fauna.

Águilas calvas y doradas. De acuerdo con la Ley de Protección del Aguila Calva (Bald Eagle Protection Act), Código, título 16, secs. 668-668d, toda persona que mate, capture, posea, transporte, venda, compre, importe o exporte cualquier ejemplar de águila calva o dorada, o cualquiera de sus partes, plumas, nidos o huevos, será sancionada con un año de prisión y una multa de hasta 100,000 dólares. Las limitadas excepciones previstas en la ley se aplican a: exposiciones científicas; zoológicos y museos; prácticas religiosas de los indígenas estadounidenses, y ciertas medidas emprendidas para asegurar la protección de animales domésticos o la agricultura.

Caballos y burros salvajes. La Ley de Protección de los Caballos y Burros Salvajes Errantes (Wild Free-Roaming Horses and Burros Act), Código, título 16, sec. 1331-1340, dispone que toda persona que cause la muerte u hostigamiento de un caballo o burro salvaje; transforme dicho caballo o burro en un producto comercial; traslade intencionalmente un caballo o burro fuera de tierras federales, o venda un caballo o burro salvaje capturado en tierras privadas, será sancionada con una multa penal de hasta 100,000 dólares y un año de prisión. Los administradores de los terrenos federales están facultados para retirar anualmente un número determinado de animales a fin de evitar daños a las tierras públicas.

Mamíferos marinos. La Ley de Protección de los Mamíferos Marinos (Marine Mammal Protection Act, MMPA) de 1972 (Código, título 16, secs. 1361-1362, 1371-1384 y 1401-1407) establece una moratoria indefinida para la captura o importación de todos los mamíferos marinos, excepto en los siguientes casos: exposiciones científicas; caza de subsistencia de los indígenas estadounidenses; capturas incidentales por parte de pescadores comerciales, y ciertas capturas de conformidad con los tratados internacionales (Código, título 16, sec. 1371). La MMPA autoriza asimismo la imposición de restricciones a la importación de algunos productos provenientes de países que obstaculizan el logro de los objetivos de la Ley (Código, título 16, sec. 1415). La gestión de la Ley es asumida conjuntamente por el USFWS y el NMFS. Los infractores están sujetos a multas de hasta 100,000 dólares y encarcelamiento hasta por un año.

Pesca deportiva. El Consejo Nacional de Coordinación de la Pesca Deportiva (National Recreation Fishing Coordination Council) creado mediante la Orden del Ejecutivo 12962, y se encarga de supervisar las medidas de las dependencias federales para mejorar la calidad, función y productividad sostenida de los recursos acuáticos de Estados Unidos. Asimismo, el Consejo ha de desarrollar un amplio plan de conservación de los recursos para la pesca deportiva.

Reglamentación federal del comercio interestatal. La Ley Lacey (Lacey Act) de 1900 (ch. 553, 31 Stat. 1897; Código, título 16, secs. 701, 3371-78, y Código, título 18, sec. 42) prohíbe la importación, exportación, transporte, venta, recepción, adquisición o compra de cualquier pez, animal o planta capturado, poseído, transportado o vendido en infracción de cualquier ley federal, estatal, internacional o de las comunidades indígenas. La Ley Lacey prohíbe igualmente la importación de ciertas especies consideradas potencialmente dañinas para la agricultura u otros intereses de la nación. La mayoría de los infractores de la Ley Lacey son sancionados con un año de prisión y una multa de 100,000 dólares; sin embargo, en los casos en que intervienen ciertas actividades comerciales y de importación o exportación, las sanciones pueden aumentar hasta multas de 250,000 y cinco años de prisión. Las leyes federales específicas referentes a aves migratorias, águilas y caballos y burros salvajes contienen también restricciones al comercio interestatal.

Consideración por parte de las dependencias federales de los impactos en la vida silvestre. Varias leyes incluyen disposiciones específicas que exigen la consideración de los impactos en la vida silvestre. En cumplimiento de los requisitos de evaluación de impacto ambiental establecidos en la Ley Nacional de Políticas Ambientales (National Environmental Policy Act), los organismos federales deben estudiar los impactos en las poblaciones de flora y fauna silvestres y la diversidad biológica. Véase el capítulo 7: Evaluación de impacto ambiental. La Ley de Especies en Peligro de Extinción (Endangered Species Act, ESA) dispone que todas las dependencias federales deben consultar tanto al USFWS como al NMFS, para "garantizar" que su acción no representa riesgo alguno para una especie amenazada o en peligro de extinción, o no entraña ningún impacto adverso en el hábitat crítico de dicha especie. La Ley de Coordinación para la Protección de los Peces y la Vida Silvestre (Fish and Wildlife Coordination Act) de 1958 (Código, título 16, sec. 661) exige a las dependencias federales consultar al USFWS para identificar posibles estrategias de mitigación, antes de conceder permisos o licencias de construcción de determinadas obras hidráulicas.

Reglamentos estatales. Cada estado cuenta con reglamentación detallada de las actividades de caza y pesca, para cuyo ejercicio es preciso adquirir licencias o permisos anuales. Estos reglamentos contienen igualmente restricciones pormenorizadas sobre, por ejemplo, las temporadas y los lugares en que pueden desarrollarse determinadas actividades; los límites en cuanto a la talla y el número de animales o peces que pueden ser capturados en una estación o día; las restricciones con respecto al equipo, y los informes que es necesario presentar en el caso de algunas especies. Los funcionarios estatales a cargo de la conservación y los guardabosques aplican las leyes de protección de la flora y la fauna silvestres haciendo uso de un nivel de autoridad comparable al de la policía.

Especies amenazadas y en peligro de extinción. La Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA) (Código, título 16, secs. 1531-1544) es la principal ley federal para la protección de las especies amenazadas y en peligro de extinción. Una "especie en peligro de extinción" es una especie que corre el riesgo de desaparecer en todo o en una parte importante de su hábitat natural (Código, título 16, sec. 1532(6)). Una "especie amenazada" es una especie susceptible de convertirse, en un futuro previsible, en una especie en peligro de extinción en todo su hábitat o en una parte considerable de éste (Código, título 16, sec. 1532(20)). Los segmentos específicos de poblaciones vertebradas o subespecies pueden ser inventariados separadamente. El USFWS es responsable de la elaboración de un inventario de todas las especies, a excepción de algunas especies marinas inventariadas por el NMFS. Todo ciudadano puede solicitar que una especie sea inscrita en los inventarios o que se modifique el estatus de una especie determinada. Las listas sólo pueden ser elaboradas con base en las mejores evaluaciones biológicas de que se disponga. Los hábitat críticos deben identificarse al mismo tiempo que se efectúa el inventario.

La inclusión de una especie en los inventarios de la ESA supone el cumplimiento de una serie de requisitos. En primer lugar, el USFWS o el NMFS deben adoptar un plan de recuperación con vistas a lograr la reconstitución de una población sana de la especie, así como del ecosistema del que ésta depende, de tal suerte que ya no sea necesario tomar las medidas protectoras establecidas en la Ley. Los planes de recuperación deben contener una descripción de: las acciones específicas de gestión del sitio, necesarias para alcanzar la conservación y la supervivencia de la especie; los criterios objetivos, mensurables, indispensables para determinar cuándo la especie puede ser eliminada de la lista, y las estimaciones del tiempo y costo requeridos para ejecutar el plan (Código, título 16, sec. 1533(f)).

En segundo lugar, todos las dependencias federales deben consultar con el organismo experto en la materia -el USFWS o el NMFS- y "garantizar" que su acción no representará riesgo alguno para la existencia de cualquier especie amenazada o en peligro de extinción, o no entraña una amenaza de destrucción del hábitat crítico de dicha especie. Únicamente el Comité para las Especies en Peligro de Extinción (Endangered Species Committee), integrado por altos funcionarios del gobierno federal y de los estados afectados, puede eximir del cumplimiento de esta prohibición (Código, título 16, sec. 1536(h)). El Comité puede conceder la exención solamente si, tras una audiencia pública, determina y hace constar en actas que: el organismo no dispone de otras opciones de acción razonables; los beneficios de semejante acción superan con creces los beneficios de opciones congruentes con la conservación de la especie; la acción tiene un alcance regional o nacional y de interés público, y no se han comprometido recursos de manera irreversible, en contradicción con los términos de la Ley. El Comité debe igualmente prever medios para mitigar el perjuicio a la especie. Desde su creación, a raíz de una reforma en 1978, el Comité ha debido atender muy pocos casos.

En tercer lugar, la ESA reglamenta un gran número de actividades económicas vinculadas a las especies, incluidas, por ejemplo, la importación, exportación, venta, posesión o expedición de especies. Más importante aún, la ESA prohíbe además la "captura" de especies inventariadas, aun en tierras privadas (véase el Código, título 16, secs. 1534, 1536, 1538). La "captura" de especies en peligro de extinción se ha definido en términos amplios, de manera que comprende actividades tales como "hostigar, dañar, perseguir, cazar, disparar, herir, matar, apresar, capturar o recoger" (Código, título 16, sec. 1532(19)); incluye, asimismo, la modificación del hábitat que pudiera dañar indirectamente una especie (Babbitt v. Sweet Home Chapter of Communities for a Great Oregon, 115 S.Ct. 2407 (1995)). Los particulares pueden obtener un permiso para la "captura" de especies en peligro de extinción, a condición de que el acto se realice con propósitos de investigación científica, para aumentar la propagación o supervivencia de una especie, de manera incidental a otra actividad que sí es lícita, y esté acompañado de un plan de conservación del hábitat aprobado por el DOI (Código, título 16, sec. 1539(a)).

La ESA establece sanciones civiles de hasta 25,000 dólares por cada infracción. Todo individuo que a sabiendas viole la prohibición de afectar una especie en peligro de extinción puede ser objeto de sanciones penales de hasta 50,000 dólares de multa y un año de prisión (Código, título 16, sec. 1540(b)). Cualquier ciudadano puede iniciar una acción judicial para impedir que una persona infrinja la ESA, o para obligar al Secretario competente a tomar determinadas medidas no discrecionales. Excepto en el caso de una acción judicial que impugne una exención concedida por el Comité, y excepto por emergencias derivadas del hecho de que el Secretario no haya tomado determinadas medidas discrecionales, ningún ciudadano puede entablar una acción sin haber notificado con 60 días de antelación a la parte demandada. Asimismo, la ESA prohíbe las demandas ciudadanas en los casos en que el gobierno federal o una entidad federativa prosigue ya diligentemente una acción civil por la misma infracción.

Leyes estatales de especies en peligro de extinción. Casi todos los estados tienen sus propias leyes de protección de la flora y la fauna amenazadas o en peligro de extinción dentro de sus respectivos límites. Si bien las leyes estatales pueden variar en cuanto a la manera de clasificar las especies protegidas, la mayor parte de aquéllas se sostienen en el mejor conocimiento científico disponible y sientan las bases para una considerable participación de la población. Las leyes varían también con respecto a los requisitos que imponen: algunas prohíben a las dependencias estatales o locales la aprobación de cualquier proyecto que pueda causar daños a especies en peligro de extinción; algunas prohíben la destrucción del hábitat crítico; otras confían en los incentivos económicos para alentar a los propietarios privados de tierras a que presten su apoyo a las medidas de protección.

Arriba Arriba


17.3 Protección y gestión de las pesquerías marinas

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



La preocupación sobre el futuro de la industria pesquera estadounidense condujo a la aprobación en 1976 de la Ley Magnuson de Conservación y Manejo de las Pesquerías (Magnuson Fishery Conservation and Management Act), conocida como "Ley Magnuson" (Magnuson Act) (Código, título 16, secs. 1801-1882). La Ley Magnuson afirmó la soberanía de Estados Unidos sobre los recursos marinos vivientes, incluidas las pesquerías, a lo largo de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de 200 millas. La responsabilidad última en cuanto a la gestión de las pesquerías en esta zona corresponde al NMFS, departamento de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) que, a su vez, está adscrita al Departamento de Comercio (Department of Commerce).

La Ley Magnuson dispuso la creación de ocho consejos regionales de pesca, encargados de preparar Planes de Gestión de la Pesca (PGP) para todas las pesquerías que requirieran ser administradas y conservadas. El Secretario de Comercio revisa cada PGP, a fin de determinar si cumple con ocho normas nacionales específicas de conservación, equidad y eficiencia (Código, título 16, sec. 1851(a)). Hasta ahora se aprobaron más de 30 PGP para las pesquerías estadounidenses. En la mayoría de los PGP, los instrumentos de gestión están basados en el libre acceso, lo que implica no imponer restricciones en el número de pescadores (aunque pueda haber restricciones en cuanto al equipo, duración de la temporada, tamaño de los peces o pesca total). Dado que estos instrumentos de gestión no han logrado revertir la disminución de las pesquerías, nuevas pesquerías han iniciado experimentos que limitan el acceso a determinada categoría de pescadores. Todo plan que se base en la limitación del acceso debe orientarse al logro de un rendimiento óptimo de una pesquería, y sólo puede ser aprobado una vez que el Consejo Regional y el Secretario de Comercio han considerado varios factores, incluidas: la participación pasada y presente en la pesquería; la economía de la pesquería; la capacidad de las embarcaciones pesqueras para adaptarse a otras pesquerías; el contexto cultural y social de la pesquería y cualquier comunidad afectada; así como otras consideraciones pertinentes (Código, título 16, sec. 1853(b)(6)). La Ley de Pesquerías Sustentables (Sustainable Fisheries Act) de 1996 establece una moratoria hasta el 1° de octubre de 2000 para cualquier plan de manejo de pesquerías, modificación a planes o reglamento de acuerdo con la Ley Magnuson que cree nuevos programas de cuotas individuales de pesca (Pub. L. No. 104-297, 110 Stat. 3559).

Las embarcaciones pesqueras estadounidenses en alta mar están sujetas a la obtención de licencias, presentación de informes y otros requerimientos reglamentarios aprobados recientemente en la Ley de Pesca de 1995 (109 Stat. 366).

Arriba Arriba


17.4 Protección de hábitats y ecosistemas

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Véanse el apartado 9.7: Protección de los ecosistemas de agua dulce y los capítulos 15: Planeación y gestión del uso de tierras privadas, y 16: Gestión ambiental de tierras públicas.

La gestión basada en el principio de usos múltiples permite que la mayoría de las tierras de la Federación se manejen en parte con fines de protección de la vida silvestre. Véase el capítulo 16. El Sistema Nacional de Reservas de Vida Silvestre (National Wildlife Refuge System) es administrado por el USFWS con el objetivo fundamental de conservar la flora y la fauna silvestres. Otros usos "compatibles" con este propósito son autorizados en cada reserva. Dependiendo de la finalidad de la reserva, los usos compatibles permitidos pueden incluir actividades como caza, pesca, pastoreo, minería, actividades agrícolas y recreativas. Véase la Ley de Administración del Sistema Nacional de Reservas de Vida Silvestre (National Wildlife Refuge System Administration Act) de 1966 (Código, título 16, secs. 668dd, 668ee). Algunas disposiciones especiales se aplican a las extensas reservas de vida silvestre incorporadas por la Ley de Conservación de las Tierras de Interés Nacional de Alaska (Alaska National Interest Lands Conservation Act) de 1980 (Pub. L. No. 96-487, 94 Stat. 2371 (codificada en secciones dispersas del Código, títulos 16 y 43)).

Hábitat críticos de especies en peligro de extinción. Según la ESA, debe asignarse un hábitat crítico a todas las especies en peligro de extinción y amenazadas hasta el grado máximo prudente. Se prohíbe cualquier acción por parte de una dependencia federal que pueda destruir o modificar negativamente tales hábitat críticos (Código, título 16, sec. 1536(a)).

Fondos federales para el manejo de la flora y la fauna silvestres y la adquisición de hábitats. Varias leyes federales han establecido fondos especiales para la adquisición de hábitats o la gestión de la flora y la fauna silvestres, generalmente con ingresos consignados obtenidos mediante cuotas impuestas a usuarios o impuestos al consumo específicos. El más amplio esfuerzo en este sentido está representado por la Ley del Fondo para la Conservación del Agua y el Suelo (Land and Water Conservation Fund Act) de 1965 (Pub. L. No. 88-578, 78 Stat. 898; Código, título 16, secs. 4601-4601II), que permite la recaudación de ingresos a partir de numerosas actividades recreativas al aire libre y generalmente destina los fondos obtenidos a solventar los esfuerzos federales y estatales para mantener e incrementar las actividades recreativas al aire libre. Otras leyes federales están más estrechamente vinculadas a su objetivo. Así, por ejemplo, la Ley de la Estampilla para la Caza y Conservación de Aves Migratorias (Migratory Bird Hunting and Conservation Stamp Act) (Código, título 16, sec. 718) obliga a todo cazador de aves acuáticas a comprar una estampilla federal de caza; la Ley de Préstamos para Pantanos (Wetlands Loan Act) (Código, título 16, sec. 715) asigna fondos para la adquisición de servidumbres de conservación en pantanos utilizados para la reproducción de aves acuáticas; la Ley de Restauración de la Fauna Silvestre (Wildlife Restoration Act) (Código, título 16, secs. 669-669i) grava con un impuesto al consumo la venta de armas y municiones, a efecto contribuir fondos para la subvención federal de los esfuerzos estatales de restauración de la vida silvestre; la Ley de Proyectos de Gestión y Restauración de Peces (Fish Restoration and Management Projects Act) (Código, título 16, secs. 777-777k) grava la venta de equipos de pesca con un impuesto al consumo para subvencionar con fondos federales los esfuerzos estatales de restauración de las poblaciones de peces, y la Ley de Conservación de Peces y Fauna Silvestre (Fish and Wildlife Conservation Act) (Código, título 16, sec. 2901-2911) establece la provisión de recursos para los esfuerzos que realizan los estados en la conservación de especies que no son objeto de caza.

Arriba Arriba






 
2003