Resumen de derecho ambiental en los Estados Unidos

Regreso a la página Resumen de derecho ambiental en América del Norte

chapitre:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

20 Bosques y manejo forestal

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Véase también el capítulo 16: Gestión ambiental de tierras públicas.

El principal papel del gobierno federal en la regulación de la producción maderera está vinculado con actividades de explotación forestal en terrenos federales. Por lo demás, el gobierno federal se limita a establecer incentivos indirectos o programas voluntarios para fomentar el manejo racional, ambientalmente adecuado, de los bosques privados y estatales. Casi todos los estados cuentan con sus propias normas ambientales que reglamentan, por ejemplo, la reforestación, la erosión de suelos, la contaminación del agua y el control de incendios.

Arriba Arriba


20.1 Instituciones con autoridad sobre las actividades forestales

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



El Servicio Forestal (USDA Forest Service) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos se ocupa de la gestión de más de 191 millones de acres de tierras en 42 estados, las cuales incluyen 90 millones de acres de bosques potencialmente explotables. Por su parte, otras dependencias federales, en particular la Oficina de Manejo de la Tierra (Bureau of Land Management), tienen jurisdicción sobre los bosques maderables localizados en sus propiedades.

Arriba Arriba


20.2 Manejo de los bosques en tierras públicas

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



La gestión forestal en terrenos federales se regula primordialmente por la Ley de Manejo Orgánico (Organic Administration Act) de 1987 (ch. 2, 30 Stat. 34, codificada con sus reformas en diversas secciones del título 16 del Código de Estados Unidos); la Ley de Uso Múltiple y Rendimiento Sostenido (Multiple-Use Sustained-Yield Act, MUSYA) de 1960 (Código, título 16, secs. 528-531) y la Ley de Planeación de Recursos Renovables Forestales y de Pastizales (Forest and Rangeland Renewable Resources Planning Act) de 1974 (Código, título 16, secs. 1600-1614). Aunque la producción maderera ha sido históricamente, y continúa siendo, el principal uso de los bosques nacionales, estas tierras se deben manejar de acuerdo con los principios de uso múltiple y rendimiento sostenido. Otras leyes federales aplicables son la Ley de Investigación sobre Recursos Renovables Forestales y de Pastizales (Forest and Rangeland Renewable Resources Research Act) de 1978 (Código, título 16, secs. 1641-1647); la Ley de Extensión de los Recursos Renovables (Renewable Resources Extension Act) de 1978 (Código, título 16, secs. 1671-1675), y la Ley de Utilización de Residuos de Madera (Wood Residue Utilization Act) de 1980 (Código, título 16, secs. 1681-1687).

Uso múltiple. Aun cuando la producción maderera constituye el uso predominante, los bosques nacionales deben ser manejados con una visión de usos múltiples, que incluya la recreación al aire libre, el pastoreo, la protección de cuencas hidrográficas y la conservación de la vida silvestre y los peces. Véase la Ley de Uso Múltiple y Rendimiento Sostenido (Multiple-Use Sustained-Yield Act, MUSYA) de 1960 (Código, título 16, secs. 528-531). Debe considerarse el valor relativo de los recursos; sin embargo, la prioridad no necesariamente ha de darse a "la combinación de usos que represente el mejor rendimiento monetario o la mayor producción por unidad" (Código, título 16, sec. 531).

Rendimiento sostenido. Los bosques también deben manejarse con miras a lograr un "rendimiento sostenido" de todos los productos y servicios que proporcionan. Rendimiento sostenido significa lograr y mantener -regular y permanentemente- una producción de alto nivel de los diferentes recursos renovables de los bosques nacionales, sin dañar la productividad de la tierra (Código, título 16, sec. 531).

Madera recuperable. La Secretaría de Agricultura puede permitir la tala de recursos forestales sustancialmente dañados por incendios, vendavales u otras catástrofes, o que estén en peligro inminente de ser atacados por plagas de insectos o enfermedades (Código, título 16, sec. 1611).

Arriba Arriba






 
2003