Resumen de derecho ambiental en los Estados Unidos

Regreso a la página Resumen de derecho ambiental en América del Norte

chapitre:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

4 Leyes y políticas ambientales generales

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Arriba Arriba


4.2 Derechos y responsabilidades generales en materia ambiental

 

comparar Mexico  comparar Mexico  You are currently analyzing U.S. documentation



Aun cuando la Constitución federal no hace referencia alguna a los derechos o las responsabilidades ambientales (véase el capítulo 3), algunos derechos y responsabilidades generales relacionados con el ambiente se encuentran en el derecho común, principalmente en relación con perjuicios o agravios. Las disposiciones de derecho común de cada estado pueden variar, pero todas proporcionan un marco fundamental de responsabilidades ambientales que se pueden aplicar cuando no existen obligaciones establecidas por la ley. Ciertos ordenamientos de derecho común federal se aplican a la contaminación interestatal, pero los tribunales estatales crean casi todo el derecho consuetudinario. Se puede llegar a considerar que algunas leyes federales o estatales tienen mayor jerarquía que los recursos del derecho común, y en otros casos el cumplimiento de las leyes federales o estatales pueden ser una defensa adecuada a una acción de derecho común. Las principales causas para el inicio de una acción incluyen negligencia, perjuicio y responsabilidad objetiva. Véase W. Page Prosser et al., Prosser and Keeton on the Law of Torts, 5ª. ed., 1984.

Negligencia. En términos generales, el derecho común sobre agravios prohíbe a cualquier persona ocasionar un daño irrazonable o "negligente" a otro individuo o a los bienes de un tercero. Los elementos de un caso de agravio por negligencia incluyen demostrar lo siguiente: que el demandado estaba obligado a seguir cierta norma de conducta para proteger a otros; que el demandado no cumplió con esa norma al conducirse de manera negligente o no razonable; que el incumplimiento del demandado fue la causa inmediata del daño específico sufrido por el demandante, y que el demandante sufrió el daño. Los daños por agravio pueden incluir todos los gastos médicos, pérdida de salarios y otros costos económicos, daño moral y daños punitivos. Así las cosas, una persona que, actuando con negligencia, rocíe plaguicidas en su propiedad y dañe directamente la salud de un transeúnte tal vez tenga que pagar a éste los gastos médicos, los salarios perdidos y cierta cantidad por los daños infligidos. La negligencia también se puede ampliar a demandas contra fabricantes por producir productos defectuosos o peligrosos, incluidos, por ejemplo, productos tóxicos. Dichas demandas por responsabilidad de producto proporcionan una importante protección tanto para los consumidores como para los demás.

Perjuicios. El derecho común en materia de perjuicios prohíbe, en general, a cualquier persona usar sus tierras o propiedades de forma tal que interfiera de manera excesiva con el uso y disfrute de la propiedad de otra persona. Así, al amparo de las teorías del derecho común de los perjuicios, el dueño de una propiedad puede demandar a su vecino por daños o amenaza de daño a su propiedad como, por ejemplo, por contaminación del aire o del agua.

Responsabilidad objetiva. En algunos estados, la eliminación de residuos peligrosos o actos similares se pueden considerar como actividades altamente peligrosas. A los demandantes que sufran daños por dichas actividades se les permite demandar al amparo de una teoría de responsabilidad objetiva. En los casos de responsabilidad objetiva no es necesario demostrar que el demandado actuó en forma incorrecta o negligente; más bien, debe demostrar que la actividad era inherentemente peligrosa o irrazonable en las circunstancias señaladas y que los daños fueron provocados por esa actividad. Algunos ejemplos de actividades altamente peligrosas son perforación de pozos petroleros, excavaciones cerca del mar, emisión de sustancias tóxicas, rociado de cultivos con plaguicidas y el empleo o transporte de explosivos o materiales inflamables (W. Page Prosser et al., Prosser and Keeton on the Law of Torts, 5ª. ed., 1984, pp. 550-551).

Arriba Arriba






 
2003